domingo, 21 de septiembre de 2014

No se considere entrada, por favor

Cuando he ido a poner en el FB las fotos, me he dado cuenta de que eran muchas y que lo mejor y más cómodo era subirlas al blog. Pero como no tengo ni tiempo ni ganas de inventarme historias sorprendentes e inverosímiles, tomaos esto como una galería de imágenes más que como un post. ¿Vale? Dentro de poco pondré la tercera entrada de la excursión en bici por Galicia y entonces puede que retome, poco a poco y con calma, la costumbre (vicio) de publicar las entradas de nuestras globeriles y domingueras etapillas.

Salimos de Navafría con la consigna de que si éramos detenidos por recolectar setas fraudulentamente, juráramos y perjuráramos que no habíamos visto ningún cartel al respecto.

¿A cuálo cartel se refiere, señor agente?
Buen ritmo en la pista hacia el puerto, voto a Bríos.


Ya ganado el puerto, la "horizontal" que sale a la izquierda. Horizontal... entre comillas.


La fuente de la Víbora, otra para la buchaca.


Aquí, en los Madriles, hay pantanos por doquier. ¡Y con agua, oíga!


Se tiró delante de la bici de Alberto y no pudo hacer nada para esquivarlo. XXL size, compárese con la navaja de montería mayor que llevo en la mochila por si los jabalises.


Momento "sálvese quien pueda" por el paraje llamado (muy propiamente) Los Cambroñales. "¡¡¡Cambroñes..., cambroñes...!!!" oíase mientras bajábamos por donde Dios le daba a entender a cada uno de nosotros.


Ete, Ghost Rider o Estela Humana.


Reunificación en el fuente del arroyo del Reajo Sastre. 1, 2, 3... ¡siete!: Todos sanos y salvos.


Paisajes espectaculares mientras pedaleamos hacia el puerto de La Linera.


Pose perfilera o perfilosa. Intentando disimular la raíz del nabo.


Buscando más boletus. Se nos dio entre mal y peor.

 

Hala, cruzando La Linera. Tospaspaña.


Preparándonos para el descenso.


Hace años estaba de piedras que no había manera de llegar abajo con los empastes en su sitio.


Y, aunque esta vez las zetas estaban considerablemente más limpias, Boli no se libró de un desagradable cantazo en la tibia. Duele.


Pablo (Sherpol) llega después del reventón del sh-Sherpa, que no termina de llevarse bien con sus ruedas.


Alberto que en dos etapas ya ha recuperado la forma. Tá hechun-chavalín.


Ya en la cañada.


Y los sherpas EN ASFALTO, ¡válgame Dios!


45 kilometretes por lugares que no recorríamos hace años. Bien.

domingo, 17 de agosto de 2014

A buen Intendente pocas palabras bastan

Por eso mismo esto no es casi una entrada, ni siquiera las fotos están ordenadas cronológicamente. Esto es para que los sherpas analógicos, como yo les llamo, vean algunas imágenes de la ruta de hoy. ¡¡Que ya va siendo hora de que os hagáis un Facebook!!, al menos para entrar en el grupo del Sherpa Loco y ver las fotos. Que no muerde!!, si no te envicias demasiado...
Así estábamos a las 9:30 en el Pontón Sh-Pol, Sh-Ete, David Bermejo y Joaquín Rueda, que no sé si le han otorgado el título de Sherpa todavía o no, y un servidor, el tío Talus.

En fin, esta birria de entrada igual le repatea al Sh-Tris, amo y señor de estos dominios, o quién sabe!, igual hasta le gusta!!. Lo que está claro es que está lejisimos de los cánones de calidad de sus últimas crónicas por tierras gallegas. Yo haré el comentario que me salga en cada foto y santas pascuas.

Yo tenía ganas de subir a la Fuente del Intendente, que hacía un año que no subía mis carnes morenas por allá arriba, y es una de las rutas que más me gustan. Todos conformes así que pa´rriba.


Y así de sopentón y sin anestesia, hala!!, la foto más guapa y representativa de la ruta, uno de los miradores que más nos gustan, al menos a mí, aquí bajando por el sendero de Peña Citores, ese sendero anarquico del todo. Lo digo porque cada vez bajamos por un sitio diferente.


Bien chula me ha quedado esta foto del grupo en algún lugar antes de los Praderones Altos.


Y esta de la acebeda que tanto nos gusta bajando de Majarrompe. Está un pelín sucio el sendero de bajada, con trillones de piñitas cojoneras de esas que ya sabéis.


Ahí bajan los hermanos pinzones.


Cómo me gusta esta bajada por las lajas de granito!!. Espectacular paisaje del valle, mira Ete como se queda embobado.


Los Sherpas sherpenteando como sherpientes. Aquí Joaquín ya se nos había escapado, cosa habitual en este muchacho, ya lo conocéis, se come lo peor de la ruta y lo mejor lo deja!!


En otro mirador de los muchos que ofrece la zona, las Cabezas de Hierro al fondo.


Haciendo equilibrio, los cuatro jinetes, esta nos la hicimos con el trípode, había una buena caída por ahí a la izquierda que no sale.


Mira por donde encontramos el palo del telégrafo de la guerra, es la segunda vez que lo veo, la anterior recuerdo que era invierno, había nieve y hacía un día nublado y frío de perros.


Casi llegando a la fuente está este otro mirador muy guapo de todo el valle, allá muy abajo el pontón, la meseta, Burgos...


Hoy hemos quitado unos cuantos troncos, como este de la foto que logramos partir en dos y retirarlo, para que Ete pasara como un señor, a ver si nos da curro la Diputación!!


Ete y David en el susodicho mirador ordenando la obras.


Esperando a estos pesaus!!, bajan como tortugas!! están mayores!!, en fin..... Mira que mechones más monos me salen, me recuerdan a los de Hernández y Fernández en Aterrizaje en la Luna!!


Hay que buscar otra forma de bajar desde Tetas hasta Majarrompe, me da por saco esta bajada, pierdes mil metros en un kilómetro y está llena de palos, polvo y ramas de genistas que te van haciendo un peeling asesino que lo flipas!! Mira que bien a quedado Ete derrapando!!


Subimos y bajamos por la Cacera para intentar retirar otro tronco gordo que se ha caído cerca de la curva cerrada, con ese no pudimos, pesaba mil kilos, o más.


Ete-carita de niñito-perdido.


Subimos por esa subida empinada que tanto le gusta a Juan. Y en esas curvitas del 27% de inclinación hice de Juan, me di un golpe en la rodilla que me dolió horrores horripilantes, fue al bajarme, con la potencia del manillar, todavía lo tengo muy inflamado, me dejó jodido toda la etapa. David Pecho lobo en la foto.


Sherpa silvestre, que gustito da ver este vergel todavía en esta hoya.


Aquí paramos, antes de la mortífera subida, que Joaquín Rueda pedía un descansito a gritos y mi rodilla también. Joaquín está ahí, pero es tan tímido que se esconde siempre que puede, y huye en mitad de todas las etapas, eso ya lo he dicho.


Aunque no lo creáis, en esa foto está Ete, por eso la he puesto, al que lo encuentre le doy cinco duros.


Los hermanos Karamazov, qué majetes!!


Mira aquí está Joaquín!!, qué mirada de reojo echa el tío!! Aunque nunca lo reconocerá, la subida le gustó!!


Qué gustirrinín de chorrete!!, frío y abundante todavía. Un Lujazo estas fuentes, si señor.


Foto de colores raros, de las que le gustan a Tris!!


Algún sherpa que no tenemos controlado ha estado aquí antes y mira en lo que se ha entretenido el tío. La verdad es que es una obra de arte. ¡¡El tiempo que habrá perdido!!, desde luego....Y a nuestras edades!!


La última vez que vi a Joaquín-silencioso-Rueda en nuestra compañía. ¡¡Que poca guerra da este hombre!!, hay que ver!!....Subiendo no lo ves, porque va el último, y bajando ya se ha ido!!.....jejejeje.


Aquí estaba esperando a estos huevon...., sherpas, y resulta que estaban tomando el sol en unas piedras de un mirador!!. Me tocó subir el sendero de Citores a buscarles!!


Aquí David se empeñó en contarnos un chiste de Chiquito. No puedo, no puedo, no puedoooo...


Otra vez David, fue el primero esta vez en aparecer mientras yo jugaba un solitario.


Y esta foto tan bonita que se ha puesto ella solita aquí, para cerrar. Hicimos la bajada perfecta eso sí, fuimos enlazando los senderos en perfecta armonía, que siempre bajamos a lo loco y nos pasamos algún desvío y la cagamos.

No me quedé ni a las cervezas que hoy le había prometido a mi mujer que no llegaría a las 5 de la tarde y que comería con ella, que luego dice que monto mucho en bici!!, no sé porqué dice eso la verdad!!









Trialera: Dícese de la parte del camino donde tus huevos abandonan su lugar para hacerle compañia a la garganta.